Viatge d’estudis de 4t d’ESO

Els alumnes de 4t d’ESO anaren de viatge d’estudis a la neu. Aquí teniu una crònica amb la seva experiència.

CRÓNICA

Sonó el despertador sin motivo (ya que no había podido dormir en toda la noche por los nervios) y me di cuenta de lo real que era todo. Empecemos.

Esa mañana, Mallorca nos despidió con una gran sonrisa. En el aeropuerto se respiraba ilusión por todas partes: ya estábamos allí, conociendo a los chicos de Santanyí y Palma. El vuelo UX6156 de Air Europa salió a las 10:30h y después de un vuelo apacible aterrizamos en Barcelona. Cogimos el autobús y tres hores y media después estábamos en Andorra. Fuimos a La Massana a alquilar el equipo de esquí y posteriormente nos dirigimos al hotel Oriol.

Nos levantamos cada día a las 7:15h, a las 8:00 desayunábamos y una hora después ya estábamos en el teleférico de La Massana, que nos subía a las pistas de Pal. De las diez a las doce teníamos clases de esquí con una profesora y después teníamos tiempo libre hasta las 16:30h para esquiar con los compañeros más avanzados. Y si no querías esquiar siempre quedaba la posibilidad de hacer guerras de bolas de nieve, de leer, de hablar e incluso de cantar en la cafetería.

Por las tardes fuimos a relajarnos a Caldea o a pasear por Andorra. En Caldea disfrutamos haciéndonos fotos en bañador sentados sobre un montón de nieve (nuestras caras són un auténtico poema).

Cenamos cada día a las nueve repartidos en cuatro grandes mesas, donde compartíamos las experiencias vividas durante la jornada.

Después de la cena  fuimos un día  a la discoteca y otro al cine. El cine fue una cura para nuestro sueño; la película fue tan aburrida que nos dormimos casi todos.

En el aeropuerto de barcelona, después de intercambiar todas las direcciones de correo electrónico, nos hicimos la última foto: treina y nueve grandes sonrisas con sobras de tristeza en los ojos por todo lo que dejábamos atrás.

Llegamos a Palma en el vuelo UX 6103 a las 23:15h y nos despedimos con besos de nuestros nuevos amigos de Palma. Una hora más tarde llegamos a Campos y la tristeza se convirtió en alegría (aunque cueste admitirlo) al ver a nuestros padres.

Esa noche creo que todos nos alegramos de volver a dormir en nuestras camas. Aunque noestro corazón no lo quiera admitir era necesario dar descanso a nuestros pies. Me dormí con la imagen de Andorra nevada en la cabeza y por la mañana eché de menos un croissant encima de la mesa para desayunar.

Aquí teniu les fotos.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: